De seguro hay un ratón por ahí...

Por más grande que sea la competencia no quiere decir que gane siempre la Guerra del Marketing -de Conceptos-. Muchos pierden su enfoque básico y se vuelven vulnerables ante la competencia más osada y atrevida.

De ahí nace la Estrategia del Ratón. Una técnica que ayuda a pensar en Conceptos que neutralicen al competidor conformista y hasta a veces arrogante.

Esta propone adoptar un enfoque estratégico diferente y no necesariamente opuesto al de la competencia. Nadie es tan invencible como parece, a pesar de ser grande, puede poseer gran logóstica o enormes recursos, puede no reaccionar tan rápido en decidir tomar una idea estratégica en el mercado.



Por eso para nosotros el encontrar y explotar ese punto débil de la competencia; hace de éste, un apasionante y estimulante trabajo.

Vea el caso de los 90s donde el gigante Anglo-Holandés de alimentos Unilever, se confió demasiado en su capacidad de marketing y enfrentó una marca de helados desconocida a nivel local sin una clara estrategia de flanqueo contra D'onofrio -ahora de Nestlé-, sabiendo de la solidéz que tenía esta marca en el corazón del consumidor.

Al final de la historia, Bresler terminó por salir del mercado. Años después, Unilever tuvo que eliminar y/o vender mas de 1,200 marcas y quedarse con 400 a nivel mundial

Piense como un ratón y errores como los cometidos por Unilever será difícil que sucedan.

Si hasta un elefante tiene un punto débil...
Porqué su competencia no?


La Estrategia del Raton, no siempre el mas grande gana en la Guerra de Conceptos
Publicidad Tactica >>